Guys wearing flower crowns

Cuando viví en Copenhague, logré impregnarme de la atmósfera minimalista que se respira junto al castillo de Hamlet, los alpes noruegos y ocasos que llegaban a las 14:00.

Las celebraciones de los solsticios de verano y los equinoccios invierno, son probablemente las muestras de esta cultura que más me decantan. Tienen encima un aire pagano y de aquelarre, las cosechas estarán listas para la sega o bien el pequeño mar que divide Dinamarca de Suecia y el cual, antes de la revolución francesa se podía cruzar caminando, se ha descongelado.

Las coronas de flores suelen ser un símbolo carnavalesco y de celebración entre segadores y la típica mujer de ilustración vikinga que utiliza la nieve de su jardín como nevera para la carne de la familia.

Bien, para la última colección que presenté en la universidad, inspirada en La Divina Comedia de Dante, utilicé como referencia para la accesorización de los atuendos de invierno, dichas coronas. Los modelos masculinos se burlaron bastante. Y es que claro, una tradición tan lejana (en materia de territorio y cultura) es complicada de entender en tan poco tiempo como lo fue la duración del shooting de la colección.

Este fue el resultado de mi experimento de ir por la calle con la corona y que todos me mirasen como si hubiera descendido de Asgard.

¿Qué os parece? 

Chaqueta: Derenth Jiménez

Guys-wearing-flower-crownsFlower-crownsOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fotos: David Rodríguez.

2 comments

What do you think?

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>