El Fashion Blogging tiene un claro problema de transparencia

fashion bloggers
“A través de la última semana he escuchado demasiados comentarios sobre el decadente estado del fashion blogging. En primera instancia, los medios profesionales sienten repulsión por haber gastado 5 años de estudio con tésis incluída y que ese trabajo sea menos meritorio que el de una chica pseudo-modelo quien consigue mayores beneficios por posar delante de las cámaras sin tener ningún criterio a la hora de hablar sobre el trabajo de las marcas y diseñadores.
He encontrado un artículo que me ha parecido sumamente interesante en la mundialmente reconocida página businessoffashion.com Lo he leído, y he querido traducirlo al castellano para que muchos de mis lectores encuentren la facilidad lingüística de comprenderlo y opinar.

 ***

El Blogging de moda tiene un problema de transparencia.
Jennine Jacob, fundadora de Independent Fashion Bloggers, expone un problema de transparencia que amenaza el futuro del negocio del blogging.

Nueva York, Estados unidos.

Los viejos medios de comunicación suelen retratar a menudo  los bloggers de moda como editores corruptos: personalidades online con sed de productos gratuitos  o de pagos por apariciones públicas.

La más reciente obra de Ruth La Ferla’s para el New York Times “La semana de la moda en Nueva York y su Street Style, es a veces  una cartelera de anuncios para las marcas”, sugiere que es una práctica común en los bloggers  aceptar pagos de marcas de diseño a cambio de usar uno de sus productos en la semana de la moda con el objetivo de ser fusilados por los fotógrafos.

Numerosos medios de comunicación recogieron la noticia. Sin embargo, al momento de entrevistar a varias personas sobre la lectura del artículo original, negaron tener conocimiento  de primera mano sobre un ejemplo real y específico en el cual una marca hubiese pagado a un blogger por llevar a cabo el objetivo de fusilamiento fotográfico.

A pesar de esto, la gran mayoría de personas creían que esta historia podía ser cierta.  Evidenciado o no, sonaba demasiado plausible. Y más que nada, creo que esto apunta al hecho de que los bloggers de moda tienen un grave problema de transparencia. Se llevan todo en secreto por la parte de negocios y esto lleva a asumir al público lo peor.

Los bloggers tienen la necesidad de crear contenido. Las marcas necesitan llegar a los consumidores. Las alianzas son naturales. Y cuando una asociación entre bloggers y marcas  es exitosa, ambas partes pueden conseguir maravillas. La colaboración de The Man’s Repeller con  Gryphon , From me to you’s con Tiffany, Veuve  Clicquot y Oscar de la Renta, son ejemplos que vienen a mi mente. De hecho, para mí la situación crítica, no es aquella nombrada por La Ferla’s sobre que los bloggers se asocien con las marcas, sino es  la evidente falta de transparencia alrededor de esas alianzas.

Cómo era de esperar, muchos bloggers son tímidos a la hora de hablar sobre las marcas con las cuales trabajan por temor a perder credibilidad con la audiencia. Pero si un blogger no se siente bien sobre la divulgación de una marca determinada en sociedad, debido al miedo que puede causar una revuelta de sus  lectores, no debería trabajar haciendo branding.

Por desgracia, los medios  tradicionales de la moda no son un ejemplo particularmente bueno cuando se trata de transparencia. Mientras que los periódicos como el New York Times, hacen cumplir estrictamente “Iglesia y estado” es decir, la separación entre los departamentos de editorial y publicidad, muchas revistas de moda predican estos principios  cuando en realidad la opción de “pagar para jugar” es la que se utiliza con la finalidad de obtener anunciantes con una editorial favorable para ambas partes.

Los bloggers suelen actuar solos o en pequeños grupos, lo que significa que las decisiones de contenido y negocio, a menudo son hechas por quienes pertenecen al mismo tiempo a la “Iglesia y al Estado”. Hacer divisiones en este aspecto es poco práctico. Sin embargo, los bloggers si deberían esforzarse mucho más para lograr una distinción entre editorial y publicidad.

¿No deberían saber los lectores si el bolso de un blogger que aparece en un post, fue regalado por una marca? ¿no deberían ellos saber si la marca pagó tal vez por escribir un post sobre cierto par de zapatos?

Hasta el momento, no todos los bloggers han perdido su credibilidad, con la finalidad de hacer cumplir  un código universal de ética en torno a esta cuestión. Sin embargo, creo que la comunidad podría beneficiarse de un enfoque más transparente.

Los lectores no necesitan saber el estado financiero de un blogger ni su negocio con una marca, pero la diferencia entre editorial y publicidad debe quedar siempre clara. Y, ahora que lo pienso, los bloggers tienen la responsabilidad de ser más transparentes con sus socios de marca.

Informes y campañas usando herramientas de bajo costo como  Google Analytics, Insights Facebook, Hootsuite, TweetReach y Statigram Bit.ly pueden ayudar a comprender un poco mejor y cuantificar el impacto que los bloggers pueden llevar a la mesa. En última instancia, una mayor transparencia con los lectores y socios conviene a largo plazo para los bloggers de moda, las empresas construidas sobre humo y espejismos, no sobreviven al tiempo.

 

What do you think?

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>